Sponsorships

Apoyando a las deportistas dentro y fuera del campo

Female football huddle

El deporte femenino, arropado por una audiencia que crece cada día, vive su mejor época. Un ejemplo claro es el del fútbol femenino, que ha experimentado un enorme crecimiento en visibilidad y popularidad en los últimos años. El 17 de marzo del 2019 se batió el récord del mundo de asistencia a un partido de clubes de fútbol femenino en España, las retransmisiones del deporte femenino ganan cada día más adeptos y las propias deportistas ya se han convertido en todo un referente para las nuevas generaciones de niñas que aspiran a llegar a lo más alto.

En España, por ejemplo, el año 2018 se cerró con 888.617 mujeres federadas, un 5,7% más que el año anterior, según los datos del Consejo Superior de Deportes (CSD). Y lo que es más importante, con un aumento del 18% respecto a los hombres en la última década, todo un hito en nuestro país. No es de extrañar, por tanto, que en los últimos años se haya incrementado la concienciación e inversión en deporte femenino no solo por parte de las empresas, sino de las propias instituciones.

Con todas estas buenas noticias encima de la mesa, lo cierto es que el deporte femenino sigue afrontando grandes desafíos para seguir evolucionando. Es el fiel reflejo de muchas situaciones que seguimos teniendo actualmente como sociedad, como la falta de representación de mujeres en ciertos sectores, menor presencia en posiciones de liderazgo, entre otras.

Desde Visa, llevamos años apoyando el deporte femenino porque creemos que es un fenómeno que va mucho más allá del deporte, y que constituye una poderosa plataforma para promover la igualdad de género, que empodera a las mujeres y las niñas en todo el mundo.

En Visa, hemos querido construir este compromiso con el deporte femenino impulsándolo a través de diferentes vías. Por una parte, apoyando competiciones internacionales. Por otro lado, ayudamos individualmente a muchísimas deportistas, que representan el esfuerzo y la lucha y defienden que el deporte está por encima de todo, de razas, de banderas y de religiones a través de nuestro Team Visa. Fundado en el año 2000, ha apoyado a casi 500 atletas, todos seleccionados en base a logros deportivos, su carácter y trayectoria personal, y sus miembros representan los valores de aceptación, empoderamiento e inclusión de Visa.

Además, desde su comienzo, en promedio, el 54% de Team Visa han sido mujeres. Prueba del esfuerzo en empoderar a más atletas y cambiar el paradigma de las marcas que respaldan el desarrollo y la programación de los deportes femeninos.

Estas iniciativas tienen el objetivo de que todo el mundo esté conectado, que todos tengan la oportunidad de poder hacer aquello que sueñan y desean, sin importar el sexo. Y es que a muchas atletas de disciplinas no mayoritarias les es imposible dedicarse exclusivamente al deporte, sino que tienen que compaginarlo con otros trabajos, por lo que les es muy complicado llegar a la élite. En este sentido, los sponsors tienen un papel clave en la vida profesional del deportista. Al final, se trata de un altavoz que les permite llegar a los aficionados y medios.

Más aún y precisamente, una de las medidas que hemos tomado para mitigar la situación anterior es poner en marcha el programa “Second Half” un programa formativo que ayuda a las jugadoras a desarrollar su carrera profesional más allá del terreno de juego.

En definitiva, en Visa defendemos los principios de apertura, inclusión y confianza y el deporte femenino ofrece una buena plataforma para poner sobre la mesa estas cuestiones y crear una mayor conciencia en la población. Es por eso que nos comprometemos a utilizar el poder de nuestra marca, nuestro negocio y nuestra red para ayudar a reducir la brecha de género y crear más oportunidades para las mujeres tanto en el deporte, como más allá de éste.

Team Visa